Alacón es un pueblo de Aragón, provincia de Teruel, perteneciente a la Comarca de Andorra-Sierra de Arcos.
Su término municipal es limíta con Ariño, Oliete y Muniesa. Está situado en la vertiente del río Martín (afluente del río Ebro), a una altitud de 702 metros.
El municipio cuenta con un conjunto de pinturas rupestres que han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
Junto a su casco urbano se encuentra la Torre de los Moros que es el resto de una fortificación desaparecida.
La ladera norte del cabezo sobre el que se asienta la localidad está perforada por numerosas bodegas en las que se cría y almacena el conocido vino de Alacón.
El casco histórico conserva el trazado medieval de calles paralelas y concéntricas en torno al barrio del castillo en la cima de la loma donde podemos encontrar el Centro de Interpretación de Paleontología Francisco Andreu Burillo, donde se expone la riqueza paleontológica del Parque Cultural del Río Martín. También en el casco urbano se halla un
antiguo molino de aceite.
En cuanto a su arquitectura religiosa es destacable su iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, la ermita del Santo Sepulcro y la ermita de San Miguel que se encuentra entre los barrancos de la Muela y del Mortero, en el lugar donde surge una manantial.
Además del Vino de Alacón, el cultivo del azafrán ha sido una actividad tradicional, pero actualmente son más relevantes las explotaciones porcinas y la actividad ganadera que es la principal fuente de riqueza.
Actualmente el municipio cuenta con 280 habitantes, aunque en los meses de verano la población llega a triplicarse.