TURISMO

Barrio del castillo

ARCOEn esta zona se localiza un arco de muralla siendo la única puerta de acceso al recinto. Este arco es de medio punto de sillería sin decoración añadida. Junto a él se localiza el antiguo horno del Concejo, cuyo arco de entrada es también de medio punto y realizado en mampostería y sillería. También adosado al arco, se localiza el ayuntamiento que da paso a una plaza irregular, en la que se localizaba el viejo edificio consistorial hoy recuperado y adaptado su uso para Centro de Interpretación de Paleontología del Parque Cultural.
La iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción se ubica en el punto más alto de este barrio, donde existe un precioso mirador del cual se divisan las tradicionales eras de tierra apisonada, la huerta, el barranco de la Muela y la cinglera rocosa del cerro Felio donde se localizan numerosos abrigos con pinturas rupestres.
Hacia el este encontramos, en otra elevación, un torreón medieval semiderruido que popularmente se conoce como «la Torre Vieja» y que formó parte del recinto defensivo limitando el flanco de la muralla, conservando todavía las bóvedas que lo dividían horizontalmente. Prácticamente unida al torreón, se localiza la ermita del Santo Sepulcro y el calvario.

Patrimonio religioso.

IGLESIAEntre sus edificios más importantes se puede citar la iglesia parroquial de la Asunción. La iglesia es de fábrica barroca de la segunda mitad del siglo XVIII y que en 1999 se terminó una restauración general ofreciendo en la actualidad un precioso templo del que destaca la fachada principal realizada en ladrillo.

El campanario ausente de torre y su privilegiada y encumbrada localización, hacen de esta iglesia una construcción singular

Se compone de tres naves con bóveda de medio cañón y crucero con cúpula sobre pechinas decoradas con bajorrelieves de los Padres de la Iglesia.

La ermita del Calvario, del siglo XVI, en estilo gótico-renacentista, de una sola nave con bóveda de crucería estrellada

La ermita de San Miguel, obra del siglo XVII y restaurada en el año

Las bodegas.

Las bodegas se encuentran en la ladera norte de la localidad, y lo hacen en varias hileras o calles. Las más antiguas están situadas en la parte alta del cerro debajo de la iglesia de Nuestra señora de la Asunción y la van rodeando y formando un camino serpenteado hasta llegar a las más nuevas que llegan hasta lo más bajo de la falda. Tenemos cerca de 500 cuevas escavadas en la roca, están hechas a mano y ayudados con picos y palas.

Excavar una de estas bodegas podía durar varios inviernos y ayudaba toda la familia.

En la guerra civil fueron de gran ayuda para protegerse de los bombardeos.

En la actualidad se usan para guardar el afamado vino de Alacón, que se sigue elaborando según la tradición de nuestros antepasados, y merendar en verano. Podemos decir con orgullo que las bodegas son una de las joyas de Alacón y muy difíciles de encontrar en otras localidades.

Las pinturas rupestres.

La localidad forma parte del Parque Cultural del Río Martín. En su término municipal numerosos abrigos cobijan importantes pinturas rupestres (declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO), un patrimonio que compite en interés con el espectacular entorno natural, formado por cañones y barrancos entre los que habitan interesantes especies animales y botánicas.


Si tiene alguna dificultad para acceder a algún contenido, por favor, comuníquenoslo